Monsieur Verdoux

3,000

1947 | Romance, Comedia – 118 Minutos

 

Dirección: Charles Chaplin
Producción: Charles Chaplin
Guion: Charles Chaplin
Música: Charles Chaplin
Montaje: Charles Chaplin
Protagonistas: Charles Chaplin, Martha Raye, William Frawley, Marilyn Nash y Isobel Elsom
País: Estados Unidos

Consultas al WhatsApp: 8849-8034

Si ya compró su boleto virtual, disfrute la película aquí. Solo dele "Play" y ponga su password:

Henri Verdoux (Chaplin) había sido cajero de un banco durante treinta años antes de ser despedido. Para mantener a su esposa e hijo, él se vuelve al “negocio” de casarse y asesinar a viudas ricas. La familia Couvais comienza a sospechar cuando Thelma Couvais saca todo su dinero y desaparece, sólo dos semanas después de casarse con un hombre llamado «Varnay», a quien sólo conocen a través de una fotografía que después se quema por error. Mientras Verdoux se prepara para vender la residencia de la asesinada Thelma, la viuda Marie Grosnay (Elsom) visita la residencia. Verdoux la ve como otra oportunidad de hacer un «negocio» y trata de encantarla, pero ella se niega. En las semanas siguientes, Verdoux hace que una florista envíe repetidamente flores a Grosnay. En necesidad de dinero para invertir, Verdoux, como M. Floray, visita a la viuda Lydia Floray (Hoffman), a quien se queja de que su trabajo de ingeniería lo ha mantenido lejos por mucho tiempo. Esa noche, Verdoux la asesina por su dinero.

Verdoux desarrolla un veneno que no puede ser detectado por la autopsia para usar como un mejor medio para matar. Conoce a «La Chica» (Nash) en una noche de lluvia en la calle, la toma, y le da un vino conteniendo el veneno, buscando probar la efectividad del veneno. Ella le agradece por su bondad y hace comentarios sobre el amor, su marido muerto (que sirvió en la guerra), y cómo ella todavía cree en el amor. Verdoux cambia de opinión cuando ella está a punto de sorber el vino, y la hace marcharse. Ella se aleja inconsciente de sus intenciones, aunque más tarde al ser visitado por el inspector Morrow —un detective que investiga las desapariciones y que lleva mucho tiempo siguiendo a Verdoux—, prueba la efectividad del veneno cuando Morrow lo toma disuelto en el vino, el mismo que iba a tomar La Chica.

Verdoux hace varios intentos de asesinar a Annabella Bonheur, incluyendo por estrangulación mientras navega, y por el vino envenenado, pero logra escapar sin saberlo, poniendo a Verdoux mismo en peligro o cerca de la muerte. Grosnay eventualmente cede a los continuos envíos de flores de Verdoux y lo invita a su residencia. Verdoux la convence de casarse con él, y los amigos de Grosnay celebran una gran boda pública ante la desaprobación de Verdoux. Inesperadamente, Bonheur se presenta a la boda, sin saber que es su “marido” —que ante ella se hacía pasar por el capitán Louis Bonheur— quien va a casarse. Presa del pánico, Verdoux finge un calambre para evitar ser visto y eventualmente desierta de la boda, con la cancelación de la boda publicada en los periódicos, la policía, con ayuda de los Couvais empiezan a estrecharle el cerco a Verdoux.

Antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, los mercados europeos se derrumban y Verdoux pierde sus activos. La Chica, ahora bien vestida y elegante, vuelve a encontrar a Verdoux en la calle. Ella lo invita a una cena elegante en un restaurante de clase alta como un gesto de gratitud por sus acciones anteriores. La muchacha se ha casado con un hombre bien situado para estar económicamente acomodada. Verdoux revela que ha perdido a su familia. En el restaurante, los miembros de la familia Couvais reconocen a Verdoux e intentan seguirlo…