Historias Extraordinarias (1968)

3,000

1968 | Terror – 121 Minutos

Dirección: Federico Fellini, Louis Malle, Roger Vadim
Música: Diego Masson, Jean Prodromidès, Nino Rota
Guion: Federico Fellini, Louis Malle, Roger Vadim y Bernardino Zapponi
Fotografía: Tonino Delli Colli, Claude Renoir, Giuseppe Rotunno
Protagonistas: Jane Fonda, Alain Delon, Brigitte Bardot, Terence Stamp, Salvo Randone, Peter Fonda, James Robertson Justice, Marlène Alexandre, Marie-Ange Aniès y David Bresson
Pais: Francia / Italia

Una vez activado su boleto virtual tendrá 48 horas para disfrutar de la película. Consultas al WhatsApp: 8849-8034

Pueden disfrutar de esta película solo en Costa Rica
Si ya compró su boleto virtual, disfrute la película aquí. Solo dele "Play" y ponga su password:

Adaptación de tres relatos asombrosos del especialista Edgar Allan Poe, a cargo de tres directores que permanecen muy fieles a sus respectivos estilos. Aunque se trata de un proyecto que les llega de fuera, los asumen y encajan en sus personales universos.

En ‘Metzengerstein’, que dirige Roger Vadim, una joven libertina del medievo, la condesa Frédérique, no soporta que su primo, el barón Wilhelm, no caiga rendido ante sus encantos, como hacen todos los hombres. Así que, despechada, incendia sus tierras. El barón muere, pero la aparición de un caballo indómito se diría que es la reencarnación del difunto. Aunque visualmente impactante, puden a Vadim sus obsesiones rayanas en lo kitsch, evidentes en los modelitos ligeros de ropa que le toca lucir a Jane Fonda.

Louis Malle se hace cargo de ‘William Wilson’, una extraña historia que el protagonista cuenta en el confesionario a un cura, y que tiene que ver con una larga rivalidad que mantiene el Wilson del título con otro hombre que se llama igual que él, y que le reprocha todo el tiempo sus miserias. Quizá es el mejor episodio del film, con momentos inspirados como el de la partida de cartas.

Finalmente, Federico Fellini dirige ‘Toby Dammit’, que estéticamente encaja con su cine más delirante y surrealista. Su adaptación de Poe le lleva a nuestros día, junto a un actor que se supone va a protagonizar el primer western católico, toda una parábola de la redención. Pelín cargante, lo más sugerente es la partitura de Nino Rota.