Espartaco / La Rebelión de Los Esclavos

3,000

1960 | Drama Histórico, Épico – 197 Minutos

Dirección: Stanley Kubrick
Producción: Edward Lewis y James C. Katz
Guion: Dalton Trumbo
Protagonistas: Kirk Douglas, Peter Ustinov, Tony Curtis, Laurence Olivier, Jean Simmons y Charles Laughton.
País: Estados Unidos

Una vez activado su boleto virtual tendrá 48 horas para disfrutar de la película. Consultas al WhatsApp: 8849-8034

Si ya compró su boleto virtual, disfrute la película aquí. Solo dele "Play" y ponga su password:

En una cantera de Libia,​ un esclavo llamado Espartaco (Kirk Douglas) trata de ayudar a un anciano que cae agotado por el peso de su carga; por ello, Espartaco es azotado por los guardias. Entonces llega Léntulo Batiato (Peter Ustinov), mercader de esclavos y dirigente de una escuela de gladiadores en Capua, y decide llevarse a Espartaco con él.

Ya en Capua, Espartaco comienza a luchar adiestrado por el provocador Marcelo, gladiador retirado y convertido en doctor. Con el paso del tiempo, Espartaco se enamora de una esclava llamada Varinia (Jean Simmons), a la que decide no tocar cuando la obligan a pasar una noche con él. Dos romanos, Craso (Laurence Olivier) y Glabro, acompañados de dos damas patricias, llegan a la escuela de Batiato para exigir un espectáculo de lucha de dos parejas de gladiadores hasta la muerte, combate que es pagado generosamente por Craso, que además, como regalo de bodas, entrega a Glabro el mando de la guarnición de Roma. Espartaco lucha con el reciario Draba, pero este, después de vencer a Espartaco, se niega a matarlo y en lugar de eso ataca a los patricios, y es muerto por Craso. Inconforme por estos abusos y por la venta de Varinia, a la que Craso ha comprado por un alto precio pidiendo que la envíen a su villa de Roma, Espartaco encabeza una rebelión tras matar a Marcelo, y los gladiadores huyen de Capua después de reducirla a cenizas.

Se habla de los hechos de Capua en el senado, y algunos de sus miembros claman por la ayuda de Pompeyo, pero otro senador, Tiberio Sempronio Graco (Charles Laughton), sugiere que sea la guarnición romana de Glabro la que acabe con los esclavos, y el senado acepta. Poco después, el rico Craso llega a su ostentosa villa y, tras hablar con Glabro, se da cuenta de los verdaderos planes de Graco.

Mientras tanto, los esclavos se divierten haciendo pelear a los romanos unos contra otros. Espartaco logra reencontrarse con Varinia. Cada día que pasa, Espartaco reúne más hombres y mujeres en sus filas. Para poder embarcar a su gente rumbo a la libertad, Espartaco habla en su campamento con unos piratas cilicios y trata de llegar a un acuerdo con ellos. De repente, ataca a los esclavos la tropa de Glabro, que ha sido demasiado imprudente y ni siquiera ha fortificado su campamento, por lo que es fácilmente derrotado y humillado ante todos.

Glabro llega a Roma y cuenta su historia en el senado. Craso, después de reprender a Glabro por su incompetencia y condenarlo al exilio, decide retirarse de la política, y es objeto de las burlas del Senado y de Graco.

Mientras tanto, los esclavos continúan con su éxodo rumbo a la ciudad de Brundisium. Por el camino, Espartaco recibe la noticia de que Varinia espera un hijo.