meow 0 items - ₡0 0
semana-japonesa virtual sub logo

AKIRA KUROSAWA Y SU PELÍCULA «RASHOMON»

En la Semana Cultural 2022, para Garbo Virtual y Mi Butaca Cine Club es un honor presentarles, junto con el esfuerzo de la Embajada del Japón en Costa Rica, este valioso documental sobre la vida de Akira Kurosawa y las anécdotas e historias de su película “Rashomon”.

El Sr. Naoki Kurihara, agregado cultural de la Embajada del Japón en Costa Rica, preparó un minucioso estudio sobre los detalles históricos e ideológicos de la película “Rashomón”, los cuales nos ayudarán a conocer y entender mucho mejor esta gran obra de arte del cine japonés.

Después de ganar en el Festival de Cine de Venecia, “Rashomon” fue distribuida en Estados Unidos por la RKO. A partir de ese momento, se convirtió en la película más taquillera de habla no inglesa y llegó a ser la primera producción no europea en ganar el Óscar Honorario a mejor filme extranjero.

Toshiro Mifune, su protagonista de principal, dijo una vez en una entrevista: “Rashomon se convirtió en un punto de inflexión épico para todo el mundo”. Y ahora tenemos la oportunidad de conocer más a fondo esta maravillosa película, gracias a la Embajada del Japón en Costa Rica.

Este interesante documental de 31 minutos fue grabado en las instalaciones de la Sala Garbo, en San José, Costa Rica. Es una producción de Mi Butaca Cine Club y Garbo Virtual, con la colaboración de la Embajada del Japón en Costa Rica.

DISFRUTEN AQUÍ, TOTALMENTE GRATIS, ESTE INTERESANTE DOCUMENTAL SOBRE AKIRA KUROSAWA Y SU MAGISTRAL PELÍCULA «RASHOMON». SOLO HAY QUE DARLE CLICK AL BOTÓN DE «PLAY» Y EL VIDEO COMENZARÁ.

Todo comienza con las obras del escritor Ryunosuke Akutagawa (1892-1927). Akutagawa fue un singular escritor japonés de corta pero notable trayectoria, cuyos cuentos e historias influyeron al oriente y occidente, incluso hasta nuestros días. Escribió más de cien relatos, además de ensayos críticos, crónicas de viajes y páginas de diario, obras indispensables para reconstruir su compleja personalidad, tanto de hombre como de escritor.

Akutagawa es considerado como el “padre de los cuentos japoneses” y sus historias fueron influenciadas por su creencia de que la práctica de la literatura debería ser universal y reunir a las culturas occidentales y japonesa. Esto se deja ver en la forma en la que Akutagawa utiliza una gran variedad de culturas y períodos de tiempo en sus obras. Por un lado, reescribe la historia con sensibilidades modernas, y por otro lado, crea nuevas historias utilizando ideas de múltiples fuentes.

Puntualmente, el director Akira Kurosawa construye la base argumental para su película Rashomon, de dos historias de Akutagawa: “Rashōmon” (羅生門) de 1917 y “En el bosque” (藪の中 : Yabu no Naka) de 1922.

El relato “En el bosque”, nos presenta un enfoque de diversos puntos de vista, abordado para plantear la dificultad de verificar la verdad última de los hechos. En forma de confesiones breves, la narración oscila entre la verdad y la ficción, lo objetivo y lo subjetivo.

Rashomon tuvo muchos problemas para poderse producir. Akira Kurosawa mostró el guion a varios estudios cinematográficos, pero todos se negaron a financiar un proyecto tan extraño, ya que no entendían de qué se trataba y les parecía un proyecto extravagante que no podría tener éxito en pantalla (Hoy sabemos lo equivocados que estaban estos estudios). Finalmente, Daiei Film accedió a producir la película, con modestos recursos económicos, siendo un ejemplo de economía cinematográfica.

Kurosawa escogió el elenco de esta película, dándole prioridad a actores que ya había utilizado y seguiría utilizando en el futuro. Sobresalen Toshirô Mifune (Tajômaru), Machiko Kyô (Masako Kanazawa), Masayuki Mori (Takehiro Kanazawa), Minoru Chiaki (El sacerdote), Takashi Shimura (el leñador) y Kichijirô Ueda (el plebeyo).

Como dato curioso, la película “Rashomon” fue adaptada en Estados Unidos en 1964, dentro del género western, bajo el nombre de “The Outrage”, con un elenco de lujo, encabezado por Paul Newman, Edward G. Robinson y Claire Bloom. La estructura narrativa que Kurosawa implementó es conocida en la actualidad como “el efecto Rashomon” y ha influenciado a otros cineastas, quienes reconocieron el potencial de este tipo de historias; cineastas como Stanley Kubrick, Alfred Hitchcock o Quentin Tarantino.